sábado, 2 de abril de 2016

Lo peor que te puedan decir

Hace mucho tiempo pensaba que lo peor que te podrían decir es: "Tenemos que hablar", esas palabras calan hondo. No importa en qué ámbito fuese: en el trabajo, amoroso, familiar.

Nunca las he usado, ni tampoco me lo habían dicho, hasta que pasó sin darme cuenta. Lo mejor de estas palabras es que las dicen cuando piensas que estás en un buen momento (no en el mejor pero tampoco el peor) crees que no te las dirán, lo que tú crees es una tontería (ese es tu primer error).

Cosas que pasan en la vida y no sabes el porque. Y es ese ¿por qué? que te termina carcomiendo por bastante tiempo.

Lo peor que creí que me podrían decir es: "tenemos que hablar" a mis amigos se lo habían dicho y yo tenía que ser quien los levantara, por lo cual hice algo que muy pocas personas hacen y es:  "aprender de cabeza ajena". Me costó muchas noches de "borrachera con los amigos", "horas de escucharlos y ponerme como abogado del diablo", entendiendo sus situaciones (tal vez por eso me gusta tanto la psicología y es una de las cosas que leo).

 Empieza como un reclamo el cual no lo ves venir y después, sin decir "agua va", se vuelve una discusión, al principio la ves sin sentido, te dicen un: tu eres, tu fuiste, tu no hiciste, tu hiciste, me dejaste, a reclamar hasta lo más mínimo.

Simplemente no lo comprendes. Y viene tu segundo error, "no hablar claro".

El cual consiste en actuar como la siguiente situación:

Tenías que trabajar pero sabías que querías ir a ver la obra/película y no querías fallarte, es decir,  no le dijiste: moví cielo mar y tierra para estar contigo (pero no lo dijiste, moviste todos compromisos y esa persona no lo sabe).

¡Estúpido!, debes decirlo aunque sea algo que te tome poco tiempo, debes decirle a esa persona, debe darse cuenta lo que estás tratando de hacer por ella, un par de sacrificios: mover tus horas de trabajo, reuniones, es decir, dale su lugar y aunque suene feo, el trabajo siempre y cuando lo hagas bien, ahí estará te pagan por ser profesional, por eso te contrataron. volviendo diré que ella LO SEPA y sepa su lugar.

De lo contrario vendrá la frase que nunca imaginé venir: "no confío en ti, lo siento". La razón te la explico por sino entendiste: esa persona nunca verá las cosas que no le mostraste.

Todo lo que escribo aquí, puede haberme sucedido... o tal vez no

No hay comentarios:

Publicar un comentario